Respuestas fisiológicas y biomecánicas al ejercicio en corredores de diferente origen étnico, especialidad y nivel atlético

  1. Santos Concejero, Jordán
Supervised by:
  1. Susana María Gil Orozko Director
  2. Cristina Granados Domínguez Director

Defence university: Universidad del País Vasco - Euskal Herriko Unibertsitatea

Fecha de defensa: 10 January 2013

Committee:
  1. Jon Irazusta Astiazaran Chair
  2. Valentin Rocandio Cilveti Secretary
  3. Andrés Carrillo Committee member
  4. Roberto Aguado Jiménez Committee member
  5. Jesús Seco Calvo Committee member
Department:
  1. Fisiología

Type: Thesis

Teseo: 116001 DIALNET

Abstract

El objetivo de este estudio fue determinar si la velocidad correspondiente a 4 mmol¿L-1 de lactato (VOBLA) supone la misma intensidad relativa de ejercicio en corredores de diferente origen étnico, especialidad y nivel atlético. Doce atletas populares y veintidós atletas de élite (ocho fondistas europeos, seis mediofondistas europeos y ocho norteafricanos) completaron dos test en tapiz rodante: primero un test máximo incremental para calcular la VOBLA (Test 1) y después un test constante hasta la extenuación a la VOBLA (Test 2). Durante los test se midieron parámetros fisiológicos, psicológicos y biomecánicos. A velocidades equivalentes durante el Test 1, los atletas populares mostraron una menor eficiencia respiratoria y una biomecánica menos eficiente que los atletas de élite. Por otro lado, los norteafricanos exhibieron peor economía de carrera y una biomecánica menos eficiente que los atletas europeos. El tiempo hasta la extenuación de los atletas altamente entrenados durante el Test 2 fue significativamente más corto. El principal hallazgo de este estudio fue que la VOBLA no representaba la misma intensidad relativa de ejercicio para corredores de diferente nivel atlético. Por tanto, podemos concluir que este índice quizá no sea adecuado para la programación de entrenamientos o para la evaluación de la capacidad aeróbica. Por otro lado, el hallazgo más novedoso de esta investigación fue que los norteafricanos presentaron una peor economía de carrera y un patrón biomecánico menos eficiente que los atletas altamente entrenados de origen europeo, que compensaban con una menor percepción subjetiva del esfuerzo.