Aproximación al diccionario de la negación

  1. CUNDÍN SANTOS, MARGARITA
Supervised by:
  1. Ángeles Líbano Zumalacárregui Director

Defence university: Universidad del País Vasco - Euskal Herriko Unibertsitatea

Fecha de defensa: 25 March 2000

Committee:
  1. José Manuel Blecua Perdices Chair
  2. Roberto Olaeta Rubio Secretary
  3. Salvador Gutiérrez Ordóñez Committee member
  4. José A. Pascual Rodríguez Committee member
  5. Henrike Knörr Borrás Committee member
Department:
  1. Filología e Historia

Type: Thesis

Teseo: 78015 DIALNET

Abstract

Con la aproximación al diccionario de la negación se proponían en principio dos objetivos: por un lado comparar la forma en que están redactados los distintos diccionarios, y por otro adentrarse en los distintos modelos de definición para comprobar cómo son tratadas las voces negativas, si las definiciones que se ofrecen son coherentes,y lexicográficamente aceptables, o si, por el contrario, pueden mejorarse algunos aspectos. Se estudiaron además cómo se emplean los distintos modelos de definición en las categorías gramaticales de adjetivo, sustantivo y verbo. Para todo ello se tomó como punto de partida la 21ª edicióndel Diccionario Académico en formato CD-Rom, y se acotó la idea de negación sobre la base de tres rasgos fundamentales: términos formados con prefijos negativos, vocablos que contienen ciertos activadores negativos, y por último, voces con marca negativa. Posteriormente, se comparó esta información con la proprocionada en la 19ª y 20ª ediciones del DRAE y con otros diccionarios, en concreto DUE (Diccionario de uso del español), VOX (Diccionario general ilustrado de la lengua española) y DDSS (Diccionario Salamanca de la lengua española), para llegar a la conclusión de que no basta conocer qué tipos generales de definición se pueden encontrar en los diccionarios y en qué casos debenutilizarse; los usuarios deben saber qué es una remisión, en qué circunstancias son necesarias, qué diferencias haya entre una definición que presenta una serie de sinónimos y luego una paráfrasis, y otra que se sirve primero de la paráfrsis y luego d elos sinónimos; además se debe distinguir que elementos forman parte de la definición propiamente dicha y cúales pertenecen al contorno de la misma, etc.., para que entre todos hagamos del diccionario un libro de consulta del significado de voces, menos arduo y más manejable, no una encilopedia, ni una gramática, o una especie de cajón sin fondo donde es