Lehen pasarte psikotikoak eta delitu bortitzakkausa ala mitoa?

  1. MENTXAKA SOLOZABAL, OIHANE
Supervised by:
  1. Jon García Ormaza Director
  2. Rafael Segarra Echevarría Director

Defence university: Universidad del País Vasco - Euskal Herriko Unibertsitatea

Fecha de defensa: 14 July 2017

Committee:
  1. José Luis Carrasco Perera Chair
  2. José Ignacio Eguiluz Urruchurtu Secretary
  3. María Paz García Portilla González Committee member
Department:
  1. Neurociencias

Type: Thesis

Teseo: 143836 DIALNET lock_openADDI editor

Abstract

La palabra ¿psicosis¿ nos produce, a menudo, miedo e inseguridad. Esto se debe a que gran parte de la Sociedad tiende a relacionar la psicosis con la violencia, una percepción que, de manera frecuente, se ve reforzada por los medios de comunicación. A menudo, las personas que padecen un trastorno mental se perciben impredecibles, impulsivas, agresivas y socialmente inadecuadas (Stuart 2003; Angermeyer y Schulze, 1998). Por ello, no es de extrañar que la peligrosidad sea una de las características centrales en el estigma y discriminación que sufren estas personas (Arbach, 2007; Silver, 2006). El objetivo general de este trabajo consiste en calcular las tasas de criminalidad para cada año del periodo 2009-2016 de los pacientes con un primer episodio psicótico que han mantenido durante ese periodo seguimiento en la CRUPEP..Mediante el cálculo de estas tasas, se pretende analizar si los primeros episodios psicóticos cometen más infracciones penales de características violentas que la población general.Las conclusiones de esta tesis son las siguientes:1.Las personas con un primer episodio psicótico de nuestra muestra, muestran tasas anuales de criminalidad ligeramente inferiores que la población general (periodo 2009-2016). Por lo tanto, los PEP no muestran mayor proclividad hacia la conducta delictiva y los factores asociados a la misma son equiparables a los encontrados para la población general.2.Los factores asociados a un incremento del riesgo de cometer actos delictivos violentos en los PEP de nuestra muestra son: ser varón, edad temprana de inicio de los síntomas, ausencia de estudios primarios y condición de desempleo.3.El tiempo de psicosis no tratada y la falta de adherencia al tratamiento, no pueden considerarse factores de riesgo independientes para cometer conductas delictivas violentas. 4.Reducir el abuso de sustancias contribuye a disminuir el riesgo de que un PEP cometa actos de características violentas.5.La presencia de sintomatología psicótica positiva/negativa y/o otra psicopatología aguda, no se correlaciona de manera significativa con la violencia.6.Los factores asociados a un incremento del riesgo de que un PEP sea víctima de una infracción penal de características violentas son la edad temprana de inicio de los síntomas y la ausencia estudios primarios.7.El tipo de delito más frecuente cometido por los primeros episodios psicóticos de nuestra muestra, difiere del cometido por la población general. En el caso de los PEP, la violencia extrema es minoritaria, cometiendo en su gran mayoría actos de violencia leve que suceden en el entorno familiar.8.La presencia de control deficiente de impulsos predispone a que los PEP cometan una primera infracción penal, mientras que la presencia de clínica ansiosa predispone a que se conviertan en agresores reincidentes. 9.La edad temprana al inicio de los síntomas y la ausencia de estudios primarios en un PEP, le convierten en una persona vulnerable a estar involucrado en actos violentos y le predisponen a que se convierta en victima o agresor.